Parroquia de Ntrª. Srª. de los Reyes

y de San Fernando

 

¿Quienes somos?


Párroco:

Antón Rey

Sacerdote colaborador:

 

Secretaria referente parroquial:

Lourdes Madrigal

Consejo Pastoral Parroquial:

Joseba Escribano (secretario), Isabel Berroya (moderadora), Ainara Coto, Txema Martinez, Leticia Barturen, Elena Quintana, Paco Romero, Roberto Sola, Begoña Vilariño, Ignacio Marcos, Laura Olaortua, José Miguel Cigaran, Yasmin Ruiz Angulo y Lourdes Madrigal

Grupo de liturgia:

José Miguel Cigaran

Grupo de catequesis de infancia:

Yasmin Ruiz Angulo y Lourdes Madrigal

Grupo de preadolescencia:

Laura Olaortua

Misa de familias:

Lourdes Madrigal

Grupo de referencia: Ainara Coto

Grupo de jóvenes / confirmación:

Ignacio Marcos

Grupos de adultos:

Leticia Barturen

Grupo de economía:

Txema Martinez

Grupo de comunicación:

Roberto Sola, Ainara Coto

Coordinadores de Foros:

Begoña Vilariño y Roberto Sola

 

Breve historia de nuestra Parroquia

La parroquia de Nuestra Señora de los Reyes y San Fernando , que forma parte de la Unidad Pastoral (UP) de Abando-Albia, (Bilbao), fue constituida el año 1955, siendo Obispo de Bilbao el Excmo. Sr. D. Casimiro Morcillo Gonzalez, Arzobispo electo de Zaragoza.
Comenzó a funcionar como parroquia el 19 de febrero de 1956 en la Capilla del Colegio del Pilar.                     
En el decreto de creación de la Parroquia se le dió el nombre de San Fernando. Posteriormente, por la devoción del primer párroco, D. José Manuel Apellániz, que había estado misionando en Sevilla, se le añadió la advocación de Nuestra Señora de los Reyes.
Actualmente tiene unos  9.000 feligreses, con una amplia y activa participación en la vida parroquial, particularmente en el culto, catequesis y otras actividades.  Podrás encontrar toda la información sobre las distintas actividades, celebraciones, grupos parroquiales y mucho más para acercarnos a vuestros hogares y ponernos a vuestro servicio gracias a las últimas tecnologías de esta web.

 

Una biografía de San Fernando, Rey de Castilla y León

Por José M. ª Sánchez de Muniáin